jueves, 26 de diciembre de 2013

La relación iba bien. Más que bien. Un chico con muchos problemas, no desde pequeño, solo cuando adolescente éstos empezaron a efervescer. Eran problemas de ira, algo que nadie podía hacerle parar. Hasta que, bueno, apareció ella. La pequeña dulzura, aquella niña que no pisaba ni a una hormiga. Quizás demasiado buena para él. La adoraba.
Lo oscuro de la relación siempre había sido la connotación de cada persona que los conocía. Él era la enfermedad y ella la cura. Pero aún él siendo el que lucía dañino, sabían que haría lo que fuera necesario para que ella estuviese feliz. 
No por mucho tiempo ella iba a aguantarlo. Aunque él sea precioso, no podía ignorar aquellos comportamientos que lo diferenciaban del resto.
El separarse fue duro. Para ambos. Pero, ¿para él? No podía superarlo.
La última vez que la vió fue aquella noche donde el cielo se caía a pedazos. 
Recuerda todo, como si ese día hubiese sido ayer. 
Parado en la esquina de su casa, la ve pasar. A su lado otro hombre.
Su mirada de tristeza hizo que se diera cuenta de las cosas. Ella ya no era su cura, pero él seguía siendo la enfermedad.
Quiso gritar, pero no podía. No encontraba su voz dentro de ese cuerpo enorme que para él ahora era diminuto. Creyó que lo peor había pasado. Y entonces lo abandonó allí, bajo la lluvia. 

martes, 17 de diciembre de 2013

A veces el privarme de amor es doloroso. No solo el privarme, sino el ver que los demás lo tienen y que hay algunos que no lo merecen.
¿Saben? A veces desearía que mi vida amorosa fuese como en las películas o las series románticas. Ella se encuentra con el chico, al principio lo odia, él la empieza a querer, se terminan enamorando, tienen sexo, viven una vida feliz toda la eternidad y tienen como 3 hijos hermosos (porque claramente ellos son hermosos).
No se imaginan lo que es extrañar los besos, los abrazos. No se imaginan lo que es querer tenerlos y no poder porque no hay con quién.
Me pone triste saber que yo soy tan complicada que no voy a encontrar novio nunca en la faz de la tierra. 
Amor. Amor es un sentimiento del que nadie debe privarse. El amar a una persona es el sentimiento mas natural que uno puede tener. Es demasiado simple, o se ama o no. Uno no puede obligarse a amar a nadie, porque sería completamente falso y muy en el fondo sabríamos que no es verdad.
El amor va más allá de la edad, del físico, del sexo, del color. El amor busca en lo más profundo de nuestras almas el poder que la une con otra. Los gustos en común, la buena música. Todo eso enlaza al amor.
Existen los amores a primera vista, y los que se van creando con el tiempo. A mi me gusta juntar a ambos. Enamorarse a primera vista, y llevarse la mejor sorpresa de la otra persona. Eso es lo que yo considero una gran obra de amor.
Nunca tuve una obra de amor lenta. Creo que muy pocas veces, o quizás, me he enamorado con tan solo hablar cinco minutos con esa persona, y darme cuenta de todas aquellas cosas que podríamos hacer juntos. Pero que la apariencia no nos engañe. Conocer a esa persona en todas sus etapas de vida también crea el amor. 
Cuando uno ama, ama a pesar del enojo, de la angustia, de la felicidad, de la rabia, de la tristeza, de la ternura. 
Cuando uno ama, ama a pesar de si es gordo, flaco, alto, bajo, moreno, rubio, pelirrojo, castaño, que si tiene ojos claros u oscuros.. Los gustos de una persona nunca van a poder descifrarse. Por eso mismo el encontrar a una persona que encaje con nuestros gustos es bastante complicado.
El amor. El amor es el sentimiento mas puro que contiene el ser humano. Porque a pesar de todo, cuando se ama de verdad, sabemos que lo hacemos desde el fondo de nuestro corazón. 

lunes, 16 de diciembre de 2013

Ella podía aceptar muchas cosas. La diferencia musical marcada, inclusive los pensamientos opuestos que ambos tenían. Pero definitivamente no podía soportar la distancia.
No solo eso, tenía miedo. Miedo de conocerlo lo suficiente como para que lo vuelva loca.
Aunque, ella sabía que él no era el tipo que iría a buscarla. Al contrario, es de aquellos que se alejaría de ella apenas la conociera. Ella es esas chicas complicadas y con demasiadas ocupaciones. Le gusta la política, la historia, la literatura. Es de las intelectuales. Pero, ¿y él? no, definitivamente él no es de esos. O quizás sí. Alguna vez, quizás, podría descubrirlo. 
Una de las cosas que ella nunca soportó de si misma es que siempre, antes de conocer a una persona, tiene ciertas expectativas, y si éstas no se cumplen termina ella poniéndose mal. A veces ella piensa que el que ellos no sean como los imaginó puede ser bueno. Inclusive, puede que cambiara toda la historia.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Este año me sirvió mucho para encontrarme con partes de mí que no sabía que existían. Estoy, todavía, construyendo una personalidad que me caracteriza tal cual soy. Estoy usando la ropa que me gusta usar, no la que me compran. Estoy leyendo los libros que quiero leer, no los que me obligan a leer. Estoy pensando lo que quiero pensar, y no lo que los demás quieren que piense.
Encontré mi parte pacifista, realista, optimista.
Encontré mi yo auténtica. La que no actúa ni quiere mentir, la que siempre va a ir de frente, sean cuales sean las consecuencias, la que escucha y no se cierra. No me gusta decir mentiras, así que prefiero decir verdades, y escuchar verdades, que duelen.
Pude obtener de mi lo sensible y lo bello. Estoy intentando no tener prejuicios hacia mí. Cumplir mis metas, llegar lejos con ellas y sentirme orgullosa de lo que logré.
Pasé a sexto año. Tengo amigos que me quieren, de los cuales estoy muy orgullosa, y espero que ellos estén orgullosos de mi también.
Hicimos un cortometraje. Salió tan hermoso que ninguno puede creer lo que logramos trabajando en equipo. Además, siempre le vamos a agradecer a nuestra profesora por darnos la oportunidad, a la universidad, y a sus capacitadores. 
Canto feliz, con alegría y sin miedos arriba de un escenario. Lo que más me enorgullece es que lo hago con el corazón, con el alma, y que siempre mis canciones van dedicadas a alguien. Aunque no lo diga, y aunque yo en su momento no sepa para quién van dedicadas, siempre lo que canto va acorde a alguna situación de mi vida. Ya sea "un pacto", "seguir viviendo sin tu amor", "quedándote o yéndote", "trátame suavemente". Todos ellos fueron temas que marcan una situación, un momento. Esas canciones fueron las que me ayudaron a pasar por todo aquello que sufrí. Me agradezco, y estoy orgullosa de lo que puedo transmitir, sin mentir.
Leo mucho más. Descubrí que libros me gusta leer, aquellos que me apasionan.
Conocí un sin fin de música de diferentes géneros, de distintos autores. Mi cultura se extiende más allá. Descubro cada día que mis oídos pueden distinguir aquella buena melodía.

Encontré nuevos mundos que no sabía que podían hallarse dentro de mi galaxia. 

lunes, 25 de noviembre de 2013

Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj

Piensa esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente un reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes, no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible e que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es de tu cuerpo, que hay que atar a tu cuero con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj. 


Instrucciones para dar cuerda al reloj

Allá al fondo está la muerte, pero no tenga miedo. Sujete el reloj con una mano, tome con los dos dedos la llave de la cuerda, remóntela suavemente. Ahora se abre otro plazo, los árboles despliegan sus hojas, las barcas corren regatas, el tiempo como un abanico que se va llenando de sí mismo y de él brotan el aire, las brisas de la tierra, la sombra de una mujer, el perfume del pan.

¿Qué más quiere, qué más quiere? Átelo pronto a su muñeca, déjelo latir en libertad, imítelo anhelante. El miedo herrumbra las áncoras, cada cosa que pudo alcanzarse y fue olvidada corroyendo las venas del reloj, gangrenando la fría sangre de sus rubíes. Y allá en el fondo está la muerte si no corremos y llegamos antes y comprendemos que ya no importa. 



Julio Cortázar

viernes, 1 de noviembre de 2013

"Pero, Gus, amor mío, no puedo expresar lo mucho que te agradezco nuestro pequeño infinito. No lo cambiaría por el mundo entero. Me has dado una eternidad en esos días contados, y te doy las gracias."
"Había perdido el placer de recordar, porque ya no tenía a nadie con quien recordar. Era como si perder a la persona que recuerda contigo implicara perder los recuerdos en sí, como si lo que habíamos hecho fuese menos real y menos importante de lo que había sido horas antes."

jueves, 31 de octubre de 2013

Creo que no hay nada más feo que saber que no confían en vos, saber que esperan un mínimo esfuerzo y que encima esté mal. Ni si quiera un "confío en que lo vas a hacer bien", "cualquier cosa te ayudamos", "no te preocupes, si te llegás a equivocar fue un accidente". No hay cosa más fea que sentirse inútil, humillado. Y así me sentí yo, perdón, me siento. Me siento inútil, humillada. Ya no confío en mi misma porque la gente no me deja hacerlo, porque apenas intento no me dan la oportunidad para concretarlo. Me siento burra, poco inteligente. Siento que las personas no se dan cuenta del daño que provoca una palabra, sea cual fuera. No es la primera vez. El marcarme las imperfecciones es la especialidad de aquel que no te valora. Yo podría marcarle imperfecciones a todo el mundo, sin embargo, lo hago en forma de broma, graciosamente, y muy de vez en cuando seriamente, porque me sobrepasó el límite ¿Y saben por qué? Porque sé lo que duele.
Cuando de verdad me necesiten, cuando me aprendan a valorar, cuando se den cuenta del prejuicio, de lo lastimoso que puede ser una, para ellos, insignificante palabra, van a aprender a cómo me siento yo, y se van a librar de ese karma que los persigue.
Puede parecer una exageración, pero me doy cuenta de lo poco en que se piensa cuando se habla.
"Pienso, luego existo".

lunes, 28 de octubre de 2013

Está bien que a mi me guste estar de novia, pero después de haberlo estado durante tanto tiempo puedo comprender el valor de estar soltera. Tenés mucho más tiempo para vos, aprovechás todo de otra manera. Podés hablar con quien quieras y no te hacen una escena de celos, podés comerte a quien quieras, cometer errores sin tener que pedir mil de disculpas, podés hacer mil y un cosas sin necesidad de estar pendiente para tener un espacio en el cual ver a esa persona. El estar en pareja te quita mucho tiempo y además complica la relación con tus amigxs. De verdad, después de haber pasado por un noviazgo muy largo, y ahora estar soltera, me doy cuenta de que es horrible cuando están besándose todo el tiempo. No me molesta que estén juntos todo el tiempo, pero si cuando se están chupeteando. Es molesto, no por el sentido de besarse o no, sino porque no hablan, te aburrís y además te sentís incómodo. Está bien que chapen ¿pero, todo el tiempo? Ya cansa. Además, pueden hacer eso cuando están solos, ahora estás con tus amigos, me parece que lo correcto es dejar de lado eso y sociabilizar. Espero nunca más llegar a ese punto, y si llego, percatarme de lo que estoy haciendo, o que me caguen a pedos y me pidan que no lo haga más. Ya se van a dar cuenta de cuánto molesta. Ahora me dicen "vos antes lo hacías". Sí, lo hacía, y bien dicho, antes. La gente cambia ¿saben? No crean en el dicho de "La gente nunca cambia", porque no es así. Nosotros siempre estamos en un proceso de transformación, de progreso, caminemos de atrás para adelante o al revés. O aunque estemos girando siempre en el mismo lugar sin poder salir, siempre se sale adelante, y eso se logra porque pudimos mejorar, hacer las cosas de otra manera. Aprendiendo, cambiando. Se cambia la forma de pensar, los gustos. Puede haber algo que te guste más que lo anterior y "en fin, lo anterior ya fue, ahora prefiero lo nuevo". Y los que no puedan y se hayan quedado trabados, aquellas personas cuadradas de mente que desde hace años piensan igual, ESAS personas son las que no progresan, las que se quedan siempre en el mismo lugar y nunca pueden avanzar. Aunque ya lo harán, esperemos no muy tarde.

domingo, 27 de octubre de 2013


sábado, 19 de octubre de 2013


Plantemos vida.

viernes, 18 de octubre de 2013

 Este año comencé a participar en el programa Jóvenes y Memoria en el Manuel Dorrego, y  ya me sentí parte, noté un cambio.
Durante todo el transcurso que nos está llevando el proyecto comprendí demasiadas cosas, las viví como si su carne fuese la mía. Toqué cada sentimiento que me transmitieron con las manos, lo respiré, lo escuché.
Aprendí a dejar de ser prejuiciosa, a tomarme las cosas en serio, comprometerme. Jóvenes me volvió otra persona, y no exagero con lo que digo.
Conocí un montón de gente hermosa, grandes, chicos, de escuelas privadas, de escuelas públicas. Uno rubio, otro morocho, uno castaño, el otro colorado, ojos claros, oscuros, manos grandes o chica, nariz delgada o gorda, boca hinchada o finita. Pero adolescentes todos iguales y a la vez todos distintos.
Disfruto mucho del comprender todo. Del saber más de la cuenta, de enseñar, y de que me enseñen.
Disfruto de comprender el sentimiento del otro, de que me cuenten los proyectos, el que me cuenten chistes estúpidos. Todo.

Cada vez que estoy en jóvenes me siento en casa.

domingo, 6 de octubre de 2013

Últimamente me voy dando cuenta de cuánto afecta a mi vida la ciudad, el alboroto, la rapidez. Si algo va
lento no sirve, y si algo es tranquilo algo anda mal.
¿Por qué?
La necesidad de que todo sea rápido e inseguro siempre se me impregna en la piel. Mientras que, cuando algo es lento y seguro, me molesta y lo dejo.
Lo peor, es que yo sé que suelo hacer ese tipo de cosas, pero no las evito.
No me entiendo, la verdad. No entiendo que tiene de malo que las cosas sucedan de a poco, con su debido tiempo.


Nos volveremos a ver.

miércoles, 2 de octubre de 2013


Alguien explíqueme por qué, con tan solo haberlo visto una vez, me obsesioné tanto con este chico. Está bien, hablé con él, y me resultó de lo más adorable, tierno, y sensual. Compartimos mate, ninja, risas. Su risa es el único recuerdo notorio que tengo de él. 
Es horrible pensar que tan solo lo voy a ver en algunos encuentros, y que los encuentros son cada tanto. Pero tengo fiestas de egresados en las que, muy de casualidad, podría encontrármelo. Pero muy de casualidad. Creo que si me lo encuentro voy a estar con cara de pelotuda toda la noche, aunque ni hayamos hablado, o aunque ni me haya registrado.
Quizás son demasiadas expectativas para alguien a quién recién acabo de conocer. Aunque yo me obsesiono con pibes muy del otro universo. Conociéndome. Siempre que me obsesiono con alguien termina siendo alguien super importante en mi vida, nos hablemos todos los días o una vez cada tres años. 
Me encandiló. No tiene sentido, lo sé. Me causa gracia que a veces sea tan aniñada. Quiero conocerlo. Que me conozca. Conocernos. 

Presiento que va a ser una linda historia. 

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Una persona nunca va a terminar de conocer a la otra. Cualquier hecho puede alterar nuestra mente, nuestra manera de pensar, todo lo que fuimos construyendo durante tanto tiempo.
¿Sabemos verdaderamente cómo es una persona? ¿Vos podés terminar de conocerme? ¿Yo puedo terminar de conocerte? ¿Acaso vos sabés cómo me voy a comportar en todo momento? No. Nadie sabe. Puedo comportarme de una manera muy diferente a la que vos pensabas.
¿Acaso vos sabés si voy a guardar un secreto? ¿Acaso vos nunca contaste un secreto?
Y una de las grandes preguntas que siempre tenemos que hacernos y nunca lo hacemos es es '¿Por qué no me fijo en mis cosas malas en vez de fijarme todo el tiempo en las de los demás?'
Si hay algo que me jode es que te digan todo el tiempo lo que estás haciendo mal, o lo que ellos creen que vos estás haciendo mal. Cada uno tiene lo suyo, lo mejor sería callarse la boca, guardarse los comentarios, y pensar muy bien antes de decir cualquier estupidez. Porque, quiero contarles algo muy interesante, yo tengo sentimientos. Me duele o no todo lo que puedan llegar a decirme. 'Sos fea, sos gorda, sos egoísta, sos chusma, sos el esto, sos aquello'... ¿Y vos? ¿Ustedes? Mis defectos no son esos. No soy fea, no estoy gorda, no soy egoísta. Una cosa muy diferente es que piense en mi y en lo que quiero que me pase, en mis sentimientos, en mi vida. Tampoco está bueno dejarse de lado por siempre pensar en los demás. Yo tengo mi vida, y amo ayudar, amo hacer bien, pero también me gustaría que me amaran a mi, que me ayudaran a mi. Que me hicieran un bien.
Igualmente, una cosa es hacer algo que te hace bien, y otra cosa es hacer algo que vos querés, que vos creés que te hace bien, y que le hace mal a todo el mundo ¿Que a todos les haga mal a vos te hace bien?

Me gustaría que todos pensemos por un momento en lo que más no hace felices... Si los hace felices a mis amigos, pues entonces a mi me hace la mujer más feliz del mundo.


Pensemos antes de hablar.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Delirio.


Hoy me hicieron recostar en el piso cálido. 
Mi respiración alimentaba cada parte de mi cuerpo; llegaba a los muslos, a las pantorrillas, a la punta de los dedos. Por dentro de mis piernas sentí, por un momento, cómo un pincel chato y grande pintaba todo de un color anaranjado. Sentía que cada parte de mi cuerpo dormía. Mis pies eran como dos pochoclos que crecían, crecían, cada vez más y más. Me hicieron sentir cómo mis pies podían respirar, cómo podían tomar aire para llevarlo a los pulmones, al igual que la nariz, o que mi boca.
Todo mi cuerpo estaba dormido. Tan solo se podía respirar

Hay tantos chicos que sufren por problemas de sobre peso, o que sufrieron por problemas.
Los chicos cuando crecemos siempre nos ponemos más gorditos, y después al pegar el estirón se supone que adelgazamos un poco. Pero algunos no. Algunos son más altos, pero igual de gordos.
Al ser gordos la gente los discrimina, inclusive pueden llegar a discriminarlos sus padres.
Yo no tuve una primaria de primera. Desde que entré en la primaria mi vida fue palazo tras palazo. Operaciones, problemas familiares, e incluso problemas en la escuela porque mis compañeros me gritaban goda, o me ponían apodos para dirigirse hacia mi. Tenía solo unas pocas amigas en quienes confiar, con una me sigo hablando, con las otras apenas me dirijo la palabra, ya que dejamos de hablarnos por distancia. Muchos de mis compañeros hombres eran los que me molestaban por el peso que tenía. A algunos me los he vuelto a encontrar, y todos me dicen lo mismo.. "Qué cambiada que estás". Y si, con los años a una persona, todos esos daños que le hacen le cobran la fianza. Días sin comer, días llorando, días avergonzada, días sin hacer nada más que estar sentada observando a la nada.
Los problemas alimenticios nunca fueron para risa. Morsa. Así me llamaban en aquel entonces.
Creo que si no hubiera sido por mi familia, yo no salía adelante.
La situación por momentos me sobrepasaba. No podía no prestarle atención a los insultos. Admiro, desde siempre, a aquellas personas que les importa un pito su cuerpo, y que están conformes con como es. Yo no puedo. Nunca pude.
Eso sí, sé que soy una mujer muy bonita, que tengo mis curvas. Pero dentro de toda esa piel de algodón hay grasa, estrías, rollos, granos.
Aunque, pese a todo lo que viví  y vivo día a día conmigo misma, sigo adelante. Porque una lucha no se puede terminar con una rendición. 

martes, 27 de agosto de 2013

Últimamente me siento un peso, o siento que no entro en el grupo. Que si empezaste esto tarde, que si no entendés lo otro, que si leés esta saga, que si no la leés, que si ves películas, que si esto, que si el otro.
Siempre intentando ser perfectos o crear un mundo perfecto para nosotros y nuestros amigos y al final terminamos siendo cualquier cosa.
No me siento querida en absoluto. Me odio a mi, por estar tan estúpida en estos últimos días. Quizás esté haciendo yo las cosas mal y por eso me están tratando de esta forma. Siento que están enojadas conmigo, que hice algo que les hizo mal, y que por esa razón me tratan de esa manera.
Seguramente hice algo muy horrible en mi vida, porque en esta últimamente la estoy pasando muy para el culo.

lunes, 26 de agosto de 2013

No me abandones. No lloraré más, no voy a hablar. Me ocutaré ahí para mirarte bailar y sonreír, y al escucharte cantar y después reír. Déjame convertirme en la sombra de tu sombra. La sombra de tu mano, la sombra de tu perro. No me abandones.

miércoles, 21 de agosto de 2013


La risa.


La risa de un niño es como el pimpollo de una flor. Quizás es como la briza fría en las mañanas de verano. Es también un abrazo con peso en el pecho. La risa de un niño a veces es como la melodía de tu canción favorita, o como alguna frase que marcó tu vida. La risa de un niño es como tomar mates dulces y calientes. La risa de un niño es como el primer bocado de comida cuando tu estómago estaba vacío. Podría ser que sea como ver la parte favorita de tu película favorita mil y un veces. También, la risa de un niño podríamos compararla con lo que sentimos al poder hacer reír a una persona que estuvo llorando. La risa de un niño e podría ser, quizás, el primer mordisco que le damos a la tostada con mermelada.
La risa de un niño te hace entender que algo estás haciendo bien.
Y como dijo una vez Peter Pan
"Cuando un bebé nuevo se ríe por primera vez nace una nueva hada."

Que la magia continúe. Que la risa de los niños nos ilumine.  
La soledad muchas veces sirve para la tranquilidad de uno mismo.
Las actividades fuera de la escuela, las tareas, los trabajos, los estudios, todas esas cosas conforman mi vida. Creo que lo único malo que tiene mi vida es que muy pocas veces digo basta a las cosas. Quiero decir, siempre estoy haciendo algo en particular, me guste o no; canto, expresión corporal, dibujo, coro, amigos, fiestas, trabajos prácticos, ensayos ¡BASTA! 
Todos necesitamos un poco de tiempo para sentarnos a escuchar música tranquilos, o para leer, o quizás solamente para estar solos en silencio.

lunes, 19 de agosto de 2013

Me pregunto como puede ser que una canción te de ganas de vivir, te de ganas de comer, de gritar, de reír, de llorar, de amar, besar, abrazar. Cómo puede ser que tan solo un par de melodías, sonidos, te hagan revolver el estómago y despeguen energía de tu cuerpo en tan solo milésimas de segundos. Me pregunto si los que hacen las canciones tendrán una noción de lo que pueden llegar a causar sus inventos en una persona.

Por esto y mucho más vale la pena vivir.

Nunca hay que intentar que las cosas de otras personas cambien porque nosotros tenemos ganas. Todo fue, es y será por alguna razón. Nosotros no tenemos que alterar el curso del destino de otra persona, sino, alteraríamos incluso el nuestro. Porque yo sin vos no soy nada; vos sin yo no sos nada; y nosotros sin vos ni yo, tampoco lo somos. Pero si queremos alterar nuestro destino por mano propia, podemos hacerlo, mientras que sepamos que estamos haciendo lo correcto, o que estamos haciendo algo que nos va a ayudar. 
Aunque el siempre va a estar un paso adelante, el siempre va a saber qué decisión vas a tomar. 
Por ello no tiene sentido, nunca vas a escapar de tu verdadero destino.

lunes, 12 de agosto de 2013

"-¿Y para que empieces a ocuparte de vos misma necesitás a alguien como Tomás, que se preocupe por vos, que te atienda, que te lleve de la mano, que haga todo como para que te sientas como una niña en la que todos cuidan, protegen y atienden?

-Igual él ya no está más.- Hubo un silencio incómodo dentro del consultorio. Y entonces siguió.- ¿Cómo es que una persona que estuvo tan cerca ahora esté tan lejos? -El terapeuta sonríe.- Uno se enamora, piensa en esa persona las 24 horas del día, y ya no está más. Dormís con esa persona, la respirás, la sentís, la tenés al lado ¿Dónde fue a para todo eso? Igual yo a él siempre lo voy a querer un poco."

sábado, 3 de agosto de 2013


Mi vida se basa en: Las redes sociales, mirar videos, estar siempre con amigos y siempre quererlos, enamorarme, amar a mi familia, cantar,  hacer política, miles de actividades, ir a clown, reírme de todo, escuchar música, estudiar, aprender, ayudar, andar en bici y en rollers, llorar, tener voluntad, y siempre sonreír. 

martes, 30 de julio de 2013


Me gustan los hombres. Hablo de una atracción que va más allá de "si soy alzada o no". Me gusta el cuerpo del humano, y más que nada el cuerpo del hombre. Me gusta mirar los detalles de ellos, más cuando los tengo cerca. Detalles minúsculos, que quizás nadie vería hasta que uno se lo dijera. Ya sea la forma en cómo se ríe, cómo mira, sus diferentes muecas. Me gusta que cuando sonrían se les achinen los ojos y que al costado de los labios se les hagan arrugas. Me encantan los hombres que tienen hoyuelos, me hacen pensar que tienen algo especial, me da ternura. Me gusta cuando intentan levantar una ceja y no les sale. Me gustan las espaldas, sus manos grandes. Me gusta ver ese cambio de una milésima de segundo que ocurre de una cara seria a una cara sonriente. Me gustan más los hombres cuando están llenos de lunares,  y tienen la barba desde hace más tres días. Me encanta la nuez de Adán. Me gusta cuando tiene voz grave y cantan lindo. Me gusta cuando te miran a los ojos y sus ojos brillan. Y sobre todas las cosas, me encanta que me traten bien

domingo, 28 de julio de 2013


Despiértame cuando pase el temblor.

miércoles, 24 de julio de 2013

Podemos ser héroes, solo por un día. Y yo, yo seré el rey. Y tú, tú serás reina. Y nada nos separará. Podemos ser héroes, solo por un día.
Pídeme cualquier favor, pero que eso no te lleve a dejarme.
A veces me siento tan llena. Otras veces, como ahora, vacía.

miércoles, 17 de julio de 2013

Bésame, no es un desafío. De noche, al lado del verde, verde césped. Gira, gira, gira el paso. Tú usas esas zapatillas, y yo usaré ese vestido. Bésame, bajo el lácteo crepúsculo. Llévame fuera, bajo la luz de la luna. Levanta tu mano abierta, enciende la cinta y haz bailar a las luciérnagas a la luz de la luna plateada. Bésame, bajo la casa del árbol quebrado. Méceme en ese neumático gigante. Trae, trae, trae tu gorro floreado. Tomaremos el sendero marcado en el mapa de tu padre. Bésame, bajo el lácteo crepúsculo. Llévame fuera, bajo la luz de la luna. Levanta tu mano abierta, enciende la cinta, y haz bailar a las luciérnagas a la luz de la luna plateada.
Así que bésame

martes, 16 de julio de 2013


domingo, 14 de julio de 2013

Frases que me gustan.


  • Te extraño.
  • ¿Cómo estás?
  • Mañana.
  • Te amo.
  • No te vayas.
  • Quédate.
  • Vamos a hacer algo.
  • Estaré allí pronto.
  • Café.
  • Vamos ahora.
  • Aquí.
  • Buenos días.
Y yo le agregaría uno, que creo de verdad muy importante.
  • Abrázame

Sólo déjame amarte.

Déjame amarte en silencio, a través de una carta, a través de una sonrisa, de una mirada, de un suspiro. Déjame amarte en mis pensamientos, sin que tu te enteres de lo que siento. Déjame amarte, sin importar cuan estúpido sea el hecho de tan solo pensarlo. Déjame amarte, con tus problemas, con tus soluciones, con tus discursos, con tus rarezas. Déjame amarte, aunque tu no sientas lo mismo por mi por favor déjame, porque amarte me hace sentirme viva. Amarte me hace entenderte. Déjame amarte con locura, mientras se quema mi piel, mis entrañas, mis huesos. Déjame amarte para por un segundo desaparecer. Déjame amarte en silencio, y juro que nunca sabrás que lo he hecho. Permíteme intentarlo.

martes, 9 de julio de 2013

Con nuestro amor podríamos salvar el mundo. 

domingo, 7 de julio de 2013

Destino.


Mi vieja me inculcó muchas cosas, pero si hay algo que me inculcó y que me dió vuelta el cerebro fue la creencia del destino. Ella siempre me dice 'Las cosas pasan por algo' o 'No sucedió por alguna razón'. Lo loco de todo esto es que no todos creen en el destino, piensan que las casualidades hicieron que nos encontremos con las personas que nos reconstruyen día a día. Pero no, no fue casualidad que te hayas cruzado con una persona que te haya revuelto el estómago, la mente, el alma. Y sobre todo no es casualidad que tus relaciones terminen, o empiecen. Una vez escuché que todas las personas tenemos un alma gemela. Si, ahora me van a venir a decir que nada que ver, que eso no es verdad, que son solo cuentos. En fin, continúo. Nosotros al ser creados somos separados de nuestra alma gemela (ya sea femenina o masculina, es el yin y el yan) para que volver a reencontrarnos luego de haber pasado por todas las etapas. La conozcamos o no, sentimos muchas veces lo que ella siente. No nos unimos hasta que no hemos vivido todas las experiencias necesarias para llegar a ella y ella ante nosotros con todo lo necesario integrado y depurado. Puede que encontremos a alguien que nos haga sentir que lo es, pero quizás no lo sea. Quizás tan solo sea un alma fin. No hay que mentirse, ni cegarse, ni confundirse.
Nada es coincidencia en esta vida, por eso no hay que forzar los hechos. Si las cosas no se dieron en su momento, o si simplemente nunca se dieron, fue porque el destino así lo quiso.

Save the humans.

Ciudades destrozadas, caza de animales con el mero motivo de asesinar, árboles caídos y enfermos por los gases tóxicos, inundaciones por acueductos llenos de basura, falta de higiene, miles de especies extinguidas, maltrato tanto al humano como hacia el animal, enfermedades de transmisión sexual, ataques terroristas, robos a cualquier hora sin prejuicio de edad o género, violaciones ¡Pero esperen! No todo está perdido. Todavía existen las personas que ayudan a los ancianos a cruzar las calles, las que le dejan el asiento a las embarazadas, a las personas mayores, a los niños. Todavía no se extinguieron aquellas personas que tienen siempre dentro de su cartera un libro para leer, o aquellas que se paran en las vidrieras de las bibliotecas, observan y entran solamente para examinar un par de libros, olerlos, y luego irse. Todavía existen las personas que le encuentran hasta al problema más grave el lado positivo. Las personas que aman su trabajo. Las personas que no tienen prejuicios, que hacen el bien sin mirar a quién, las que no necesitan que se les devuelva un favor, las fieles, las compañeras. Todavía existen las personas que piden por favor y contestan con un gracias. Las personas que no gritan al discutir. Siguen existiendo las personas con mente abierta para escuchar todo tipo de propuestas. Las personas que tiene conciencia, que tienen moral. Existen las personas que te felicitan por cualquier logro, ya sea grande o pequeño. Y además, siguen existiendo aquellas personas que, con un poco de esfuerzo, hacen una enorme diferencia.
Salvemos a los humanos. 

viernes, 5 de julio de 2013

#DorregoRock

Si hay algo que me aviva el alma, me hace llorar, me hace reír, me hace temblar, me hace gritar, me hace sentir que parto la tierra, es cantar. Es lo que más amo en todo el universo. Porque puedo flotar. Me di cuenta de que se pueden tener los pies en la tierra y la mente en aire.

viernes, 28 de junio de 2013

#DorregoRock. Solamente falta 1 día para vivir una experiencia que extrañaba, una experiencia que viví en el 2011 y que no pude volver a repetir. Pero ésta vez será más de cerca, la viviré desde mucho más adentro.
Te espero. 

domingo, 23 de junio de 2013

Lose yourself, and don't come again, because I don't want to know anything about you. Ok? You disgust me. 

Las mejores sensaciones del mundo.


  • Duchas calientes.
  • El primer bocado de comida cuando verdaderamente tienes hambre.
  • Abrazos calurosos.
  • Llegar hasta dentro de la cama luego de un largo día.
  • Besos en la frente.
  • Despertar por la mañana y sentir que haz dormido lo suficiente.

jueves, 20 de junio de 2013


¿Tan mala persona soy que toooodos me odian? ¿Tan mal carácter tengo que se quejan? ¿Acaso lo que hago normalmente siempre les molesta? ¿QUÉ PROBLEMA TIENEN CON QUE SEA YO? Ariscos.
Y entonces fue cuando me dijo: 
-Ey, si tienes problemas para solucionar un par de cosas habla contigo mismo.
-Claro, así quedo más loca de lo que estoy, ¿no? Es que estás de coña.
-No, hazme caso. Mándate una carta, léela, y luego contéstate. Creeme, todo saldrá más que bien.

No tuve otra opción más que hacerle caso a mi amigo, nunca me daba malos consejos.

'¡Hola! ¿Cómo estáis? Creo que nunca me puse a pensar en que tu podrías ayudarme en todo esto... Pues es que tengo muchas cosas que contarte. Para empezar, por aquí las cosas se están poniendo raras, ¿sabes? Es la primera vez en mucho tiempo que puedo decir que no me apetece estar con nadie, que no me gusta nadie, o eso es lo que yo creo. Es extraña la sensación que tienes, creo que entiendes a cual me refiero. Es esa sensación que tienes cuando vez a las demás parejas felices y luego te miras a tí, solo. Comienzan los retortijones, las ganas de patear cabezas, comienza la sensación de vacío dentro de tí, y sale esa frase típica de 'Ni que me importara estar solo'. Y ahí es cuando comienzas a mentirte. Pero no tardas demasiado en darte cuenta de que tú te conoces más que a nadie.'

Al cabo de un día leí mi carta.

'Si te apetece estar con alguien, lo que sucede es que no tienes con quien estar. No tienes en quien pensar, con quien soñar, a quien abrazar, a quien besar. No lo tienes de apuro, por eso es que no te urge. Aunque extrañas estar en pareja, ¿o no? te conozco demasiado bien para que me lo niegues. A ti siempre te gustó eso de estar con alguien, pero nunca logré entender por qué. Quiero creer que es porque te gusta estar acompañada, aunque tampoco entiendo por qué es que te gusta tanto estarlo ¿Alguna vez te han abandonado? Ni me puse a pensarlo. 
Sé que por momentos te has sentido fea, pero tú más que nadie sabe que eres preciosa, tal y como eres. Además, debes de entender que si la gente no te valora pues, que no es tu culpa. Entiéndelo, eres una mujer de hierro, de oro, y de todos los minerales que tu quieras. Respétate, y continúa así, que vas bien.'

Creo que mi amigo tenía razón, mis problemas habían sido solucionados.

martes, 18 de junio de 2013


Por un Centro de Estudiantes que nos haga parte ¡GANÓ LA LISTA #10D!
Puedo morir feli.

domingo, 9 de junio de 2013


La gente no cambia porque sí. Siempre tiene que tener sus razones para no ser como se lo conoció. Yo siempre digo que es porque todos crecemos, y que nuestra mentalidad va cambiando con los años, con las experiencias y los distintos aprendizajes. Pero tú, tú eres diferente. Tú cambiaste por el mero hecho de un lavado de cerebro. 
Que en paz descansen tu conciencia y tu moral.
Hay que aprender a estar solo. Vos sos lo que vas a estar siempre. Tu pensamiento, tu alma, tu corazón, tu cuerpo, no el del los demás. Por eso está bueno darse un tiempo para estar y recapacitar. 
A mi me gustaron muchísimos chicos en mi vida, Fabián, Lucas, Matías, los Sebastianes, Franco, los Nahueles, Santiago, Ruben, Ramiro, Leonel, Nicolás, Facundo, Marcos, Gabriel, Iván, Federico, Germán.. Creo que podría seguir, pero ahora no se me ocurren más. Todos, en distintos momentos de mi vida, me enseñaron diferentes cosas. Pero ¿saben algo? Ninguno, aunque lo intentara, me enseñó a quererme a mi misma. Con esto no quiero decir que yo ahora mismo me quiera, pero ahora mismo estoy intentando quererme. Estoy viendo partes positivas de mí que antes no veía, y a mis partes negativas las estoy quitando de apoco. Estoy leyendo, me arreglo más, hago videos, escribo, defiendo lo que pienso. Me estoy poniendo verdaderamente las pilas con las cosas que me gustan. 
Lo primero que cambié, que me emociona mucho, es el mal hábito de morderme las uñas. Hará ya una semana y media, creo, que no me las estoy mordiendo. Y harán dos días aproximadamente que no siento la necesidad de morderlas. Lo segundo que cambié es la necesidad de necesitar una persona. Últimamente todxs mis amigxs se están poniendo de novixs, o están en algo con una persona, lo que en un principio me jodió claro, porque yo estoy sola. Pero después le fui viendo el lado positivo a no estar de novia. Una de las cosas que siempre me jodían eran los tiempos, porque yo siempre fui una chica muy desordenada, que hace muchas cosas, y que siempre está ocupada o que tiene cosas para ver, hacer, estudiar, etcétera. Además, ahora que veo a las otras parejas me es un poco gracioso ver lo molesto que puede ser que estén chapándote al lado. Juro que nunca más voy a volver a hacerlo cuando esté de novia (solamente lo haré si es que quiero molestar).
Pienso que también está bueno abrirse a cierta cantidad de gente, no se si se entiende. Aparte, quiero que una persona me enamore, y no yo tener que enamorar.
Igualmente, todo esto no quiere decir que no me guste un chico, y que me duela en el alma que se haya cortado así como se cortó. Pero bueno, las cosas son así ¿no? Si no me corresponde no puedo hacer nada para que lo haga. Él ya tomó su decisión. 

En fin, todo esto son distintos procesos que se van llevando a cabo a lo largo de mi vida. Esperemos que todo siga igual de bien.

domingo, 2 de junio de 2013

Besar. Es una palabra que me incita a querer besar. Pero no a cualquier boca. Quiero besar tus labios, sentir tu respiración sobre los míos. Quiero morderlo. Mirarte y sonreír porque sé que estás conmigo. Quiero tomarte de la mano, y frotar tus manos por mi cara, porque las tenés frías. Quiero conocerte, por dentro, como por fuera. Quiero quererte como te lo merecés, y que me quieras como lo merezco. 
Te quiero, acá, ahora, en este preciso momento, abrazándome.

miércoles, 29 de mayo de 2013

'El muchacho pasó toda la noche despierto. Dos horas antes del amanecer, despertó a uno de los chicos que dormía en su tienda y le pidió que le mostrara dónde vivía Fátima. Salieron juntos y fueron hasta allí. A cambio, el muchacho le dio dinero para comprar una oveja. 
Después le pidió que descubriera dónde dormía Fátima, que la despertara y le dijese que él la estaba esperando. El joven árabe lo hizo, y a cambio recibió dinero para comprar otra oveja.
-Ahora déjanos solos -dijo el muchacho al joven árabe, que volvió a su tienda a dormir, orgulloso de haber ayudado al Consejero del oasis y contento por tener dinero para comprar ovejas.
Fátima, apareció en la puerta de la tienda. Ambos se dirigieron hasta las palmeras. El muchacho sabía que esto iba contra la Tradición, pero para él eso carecía de importancia.
-Me voy -dijo-. Y quiero que sepas que volveré. Te amo porque...
-No digas nada -lo interrumpió Fátima-. Se ama porque se ama. No hay ninguna razón para amar.
Pero el muchacho prosiguió:
-Yo te amo porque tuve un sueño, encontré un rey, vendí cristales, crucé el desierto, los clanes declararon la guerra, y estuve en un pozo para saber dónde vivía un Alquimista. Yo te amo porque todo el Universo conspiró para que yo llegara hasta ti.
Los dos se abrazaron. Era la primera vez que sus cuerpos se tocaban.
-Volveré -repitió el muchacho.
-Antes yo miraba al desierto con deseo -dijo Fátima-. Ahora lo haré con esperanza. Mi padre un día partió, pero volvió junto a mi madre, y continúa volviendo siempre.
Y no dijeron nada más. Estuvieron un poco entre las palmeras, y el muchacho la dejó en la puerta de la tienda.
-Volveré como tu padre volvió para tu madre -aseguró.
Se dio cuenta de que los ojos de Fátima estaban llenos de lágrimas
-¿Lloras?
-Soy una mujer del desierto -dijo ella, escondiendo el rostro-. Pero por encima de todo soy una mujer.

Fátima entró a la tienda. Dentro de poco amanecería. Cuando llegara el día, ella saldría a hacer lo mismo que había hecho durante tantos años; pero todo habría cambiado. El muchacho ya no estaría en el oasis, y el oasis no tendría ya el significado que tenía hasta hacía unos momentos. Ya no sería el lugar con cincuenta mil palmeras y trescientos pozos, a donde los peregrinos llegaban contentos después de un largo vieja. El oasis, a partir de aquel día, sería para ella un lugar vacío.
A partir de aquel día el desierto iba a ser más importante. Siempre lo miraría, intentando saber cuál era la estrella que él debía de estar siguiendo en busca del tesoro. Tendría que mandar sus besos con el viento, con la esperanza de que tocase el rostro del muchacho y le contase que estaba viva, esperando por él, como una mujer espera a un hombre valiente que sigue en busca de sueños y tesoros. A partir de aquel día, el desierto sería solamente una cosa: la esperanza de su retorno.'

domingo, 26 de mayo de 2013


¿Qué lo hizo cambiar de opinión?
¿Cómo sucedió todo esto?
¿Qué le gusta de mi?
¿Qué vió en mi?

Sal con una chica que lee, por Rosemary Urquico.



Sal con una chica que lea. Sal con una chica que se gaste el dinero en libros en vez de en ropa. Que tenga problemas de espacio en el armario porque tiene demasiados libros. Sal con una chica que tenga una lista de libros que quiere leer y carné de la biblioteca desde los doce años.

Encuentra una chica que lea. Sabrás que lo hace porque siempre llevará un libro a medias de leer en el bolso. Será la que mire con amor las estanterías de la librería, la que llora silenciosamente cuando encuentra el libro que quería. ¿Ves la chica rara que huele las páginas de los libros viejos en una librería de segunda mano? Esa es la lectora. Nunca se pueden resistir a oler las páginas, especialmente si están amarillentas.

Es la chica que lee mientras está esperando en la cafetería del final de la calle. Si echas un vistazo a su taza, verás que la crema del café está flotando en la superficie porque ya está absorta. Perdida en un mundo que el autor ha creado. Siéntate. Probablemente te mire fugazmente, como la mayoría de las chicas que leen no le gusta ser interrumpida. Pregúntale si le gusta el libro. Invítala a otra taza de café.

Hazle saber que lo que piensas de Murakami. Comprueba si ha pasado del primer capítulo de La Comunidad del Anillo. Entiende que si te dice que entendió el Ulysses de James Joyce sólo te lo dice para sonar inteligente. Pregúntale si le gusta Alice o si le gustaría ser Alice.

Es sencillo salir con una chica que lea. Regálale libros por su cumpleaños, por Navidad y por los aniversarios. Dale el regalo de las palabras, en poesía, en canciones. Regálale a Neruda, Pound, Sexton, Cummings. Hazle saber que entiendes que las palabras son amor. Entiende que ella conoce la diferencia entre los libros y la realidad, pero por dios que va a intentar hacer su vida un poco como su libro favorito. Nunca será tu culpa si lo hace. De alguna manera tiene que intentarlo.

Miéntele. Si entiende la sintaxis, entenderá que necesitas mentir. Tras las palabras hay otras cosas: motivaciones, valores, matices, diálogos. No va a ser el fin del mundo.

Fállale. Porque una chica que lee libros sabe que el fracaso siempre lleva hasta el clímax. Porque ellas entienden que todas esas cosas tendrán un final. Y que siempre puedes escribir una secuela. Y que puedes empezar otra vez, y otra y seguir siendo el héroe. Que la vida está destinada a tener un villano o dos.

¿Por qué estar asustado de todo lo que no eres? Las chicas que leen entienden que esa gente, como los personajes, evolucionan. Excepto en la saga Crepúsculo.

Si encuentras una chica que lea, mantenla cerca. Cuando la encuentres a las 2 de la mañana sosteniendo un libro contra su pecho y llorando, hazle una taza de té y abrázala. Puedes perderla por unas cuantas horas, pero siempre volverá a ti. Hablará como si los personajes del libro fuesen reales, porque durante un rato, siempre lo son.

Te declararás en un globo aerostático. O durante un concierto de rock. O casualmente la próxima vez que esté enferma. Por Skype.

Sonreirás con tantas ganas que te preguntarás por qué tu corazón no ha explotado y la sangre no está corriendo ya por tu pecho. Escribirás la historia de vuestra vidas, tendréis hijos con nombres extraños y gustos aún más extraños. Les presentará a vuestros niños al Gato Garabato y a Aslan, quizá el mismo día. Pasaréis los inviernos de vuestra vejez juntos y ella recitará a Keats en voz baja mientras te sacudes la nieve de las botas.

Sal con una chica que lea porque te lo mereces. Te mereces una chica que pueda darte la vida más colorida imaginable. Si sólo puedes darle monotonía y horas aburridas y compromisos a medias, entonces estás mejor solo. Si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, sal con una chica que lea.

O mejor aún, sal con una chica que escriba.

jueves, 23 de mayo de 2013

Quisiera sentir tu respiración en mi cuello, el calor de tus labios en mi espalda, el frío de tus manos en mi cintura. Quisiera estar sobre un colchón de hojas, junto a vos. Quisiera hablarte horas y horas. Quisiera abrazarte por días enteros, o nunca soltarte.


Por un momento me pregunté si no se podía estar más feliz. Si no se podía dejar de reír. Me pregunté también qué era lo que él sentía cuando me veía. Nunca pude entender qué tenía en su cabeza, ¿sabes? Es más, por momentos tengo ganas de inventar un aparato extraño con el cual poder leer sus pensamientos. Pero no puedo, mi psiquis además me lo impide. Quizás él tiene un casco, o una pantalla contra lectores de mente o algo así. 

Por un momento me pregunté si se podía dejar de pensar. Dejar de pensar en general. Y en él, en particular.

martes, 21 de mayo de 2013

Me jode a veces ser tan pelotuda. No entiendo por qué tengo tanta vergüenza de saludarlo, o de estar con él. No le encuentro el sentido a sentirme tan así. Está bien que me guste, pero ¿tan nerviosa me voy a poner cuando lo tengo cerca? Me siento idiota al lado de él, como si su presencia me causara problemas mentales.
Debe ser porque tengo miedo de que haya algo que no le guste, y entonces repelerlo. Me da bronca, soy demasiado insegura y me jode demasiado eso.
Si, tengo demasiadas imperfecciones. Me como las uñas, todavía tengo un poco de acné, tengo estrías, cuando sonrío tengo cara de drogada y se me corre la mandíbula para un costado, hablo mucho, tengo voz rara, soy mocosa, no puedo quedarme quieta, tengo un par de dedos de los pies medio mochos, problemas auditivos, mis piernas son gordas, mis pies demasiado pequeños para mi cuerpo.
Aunque tengo cosas buenas y tiernas.. Cuando estoy con una persona suelo hinchar las bolas todo el tiempo, soy medio gomosa, amenos que me digan que deje de hacerlo, o me de cuenta de lo que hago. Intento ayudar, verlo seguido. Me gusta compartir cosas con esa persona, salir a pasear, ir a la casa y hacer idioteses, ver películas, jugar jueguitos y que me destruyan porque yo no se jugar, estar con los animales. Cocino. Si puedo ayudar en tareas ayudo; y si puedo ordenar ordeno. Si quiere le puedo cantar, dar muchos besos, muchos abrazos, muchos mimos, caricias. Me gusta juguetear con las manos.
Pasa que, aunque no parezca, soy bastante vergonzosa, y tendría que, esa persona, ayudarme a dar el primer paso. No puedo hacerlo todo sola. 

Dice lo que siente, Miranda!


Casi como sin quererlo 
así fue que sucedió 
al principio no importaba 
pero luego me importó. 
No me parecía serio, 
no pensé que fuese amor
nunca quise conocerlo 
nunca tuve esta intención... 

Pero lo vi caminar por ahí, 
tan relajadamente; 
luego lo vi bailar por ahí, 
entre toda la gente. 
Tiene un estilo seductor y diferente, 
y cuando habla solo dice lo que siente. 
Tal vez estoy enamorándome. 

Tan hermoso sin remedio, 
totalmente encantador, 
habla como con acento 
en el campo del amor. 
Trajes de corte perfecto, 
viste para la ocasión, 
este es un amor secreto, 
quiero ser su posesión. 

Pero lo vi caminar por ahí, 
tan relajadamente; 
luego lo vi bailar por ahí, 
entre toda la gente. 
Tiene un estilo seductor y diferente, 
y cuando habla solo dice lo que siente. 
Tal vez estoy enamorándome. 

Creo que lo único que me diferencia de este tema es que yo siempre tuve la intención de conocerlo, ya que me resultaba una persona interesante. Me siento identificada, y es una mierda.

domingo, 19 de mayo de 2013

Quiero ser la razón por la que te levantes y tengas ganas de ir a la escuela ¿Sabías que vos sos la mía?
Creo que si me dijeras para salir alguna vez me acobardaría un poco, o intentaría esquivar el tema. Pero no es por ser cobarde, es que tengo miedo. Siento que tu perfeccionismo se va a dar cuenta de lo imperfecta que soy. 

miércoles, 15 de mayo de 2013

A dónde..

¿A dónde irán los aviones de papel que tiramos desde el balcón de la casa? ¿Por dónde seguirán navegando los barquitos de papel de solíamos comandar? Y las monedas para la fuente que no caían dentro ¿alguna vez alguien las agarró? ¿A dónde irán las promesas sin cumplir, los sueños sin realizar, las metas a las que nunca llegamos? ¿Y la colilla de los cigarros el barrendero las habrá barrido? ¿A dónde irán los gritos que no se escucharon? ¿Y los golpes a la pared? ¿Hacia qué lugar se irán las carcajadas con llanto? ¿Y las risas comunes, tendrán algún lugar en el mundo especialmente para escucharlas solo a ellas? En la ladera de una montaña quizás ¿A dónde viajarán las mariposas que tenemos en la panza cada vez que nos enamoramos? Y las lágrimas de dolor, de tristeza, de rabia, de amargura ¿se habrán ahogado ya en algún mar? ¿A dónde se esconderán los besos que nunca se dieron? ¿Los besos ya dados podrían acompañar a los demás? ¿Hacia dónde podrían haber llegado los abrazos de los padres? ¿Y los del novio? ¿Por dónde se encontrarán las miradas perdidas? ¿Estarán escondidas por entre nosotros intentando buscar a quién espiar? Y los aromas fugaces ¿seguirán por el mismo lugar donde los olimos por primera vez? ¿Hacia qué punta de los árboles se fueron las preguntas que hicimos la clase pasada de biología? ¿Y las de matemática, las de química? ¿Dónde habrán caído las tuercas de los aritos? ¿Y los anillos de plástico que teníamos cuando niños? ¿Las preguntas sin responder también estarán en la punta del árbol balanceándose mientras los demás las miran sin saber qué hacer? ¿A dónde quedan los últimos rayos de luz cuando ésta se apaga? ¿Y el sonido de la gotera del baño? ¿A dónde se encuentran las respuestas? ¿Tendríamos que ver, después mirar, y después observar, para poder encontrarlas? 

martes, 14 de mayo de 2013

Soy tía
No, mi hermano no dejó embarazada a ninguna mujer. No, mi hermano no está embarazado ¿Cómo iba a estar mi hermano embarazado? En fin, la hermana de una de mis amigas acaba de tener a su hija, Sofía Luján. Leyeron bien, la hermana de una de mis amigas. 
Soy tía.
¿Qué les sorprende? Mis amigas son mis hermanas, en ellas confío plenamente. Ellas son las que me conocen desde la punta de la uña del dedo gordo hasta el final de mi cráneo. Ellas no son mi segunda familia, son mi familia, la única que hay en el planeta tierra. Gracias a ellas soy como soy, y me comporto como lo hago. Forman parte de mis características mentales, psíquicas y emocionales.
Soy tía
Nosotras vamos a comprarle regalos. Nosotras vamos a ser las que van a estar todas las veces que la vean encima de ella, las que vamos a animarla, hacerla jugar, le vamos a enseñar, la vamos a ayudar siempre y cuando se pueda.
Soy tía.
El estar nerviosa durante todo el día, ansiosa, para saber qué cosas pasaban y qué no. No quise preguntar, sentía que iba a resultar demasiado pesado y que no tenía la necesidad de hacerlo. Yo me iba a enterar de todo cuando fuera necesario.
Soy tía.
Juro hacerla sentir bien. Juro no hacerla llorar. Juro aprender, aprender con ella. Juro ayudarla, ayudarlos. Juro solemnemente que mis intenciones son pura y exclusivamente buenas.

lunes, 13 de mayo de 2013


A veces lo raro asusta.

sábado, 11 de mayo de 2013

Voy a empezar todo de 0 otra vez. Voy a olvidarme de todo lo demás. Si no pudo ser entonces no será. Si será entonces va a poder ser. Pero ahora no voy a negar lo que nunca se tendría que haber negado. Las cosas están mejor como están, ¿no? Mejor no insistir en algo que ya se cerró. Yo me rendí, entendí que lo nuestro era mejor como amistad. Y así son las cosas. No me pongo mal por eso, ni nada por el estilo, ¡al contrario! Desde un principio pedí que esto no cambiara nuestra amistad, y así lo hizo, creo. Porque yo siempre te traté igual, y vos a mi. Y bueno, nada, si lo llegás a leer espero que entiendas a lo que me refiero.

Mariel te ama. 

viernes, 10 de mayo de 2013


Acompáñame esta taza. Disfrutemos del aroma del café. Hazme el honor de compartir contigo cada momento, cada mirada, cada suspiro, cada sorbo.

Vuela, libérate, relájate, sé feliz. Quizás en algún momento el efecto bumerán funcione contigo. Oh, espera, funcionó.

Cambio.

El cambio empieza por uno mismo, en el interior. Va de a poco, cambiando todo a su alrededor. Primero cambian los lugares de las cosas en tu cuarto, el color de las paredes. Cambia la forma de pensar, las actitudes. Cambian las formas de mirar, las formas de hablar, las formas de comunicar o comunicarse. Cambian los conocidos, a veces hasta cambian las amistades. Los profesores, las materias, los estudios. Cambian hasta las cosas más insignificantes, como la prolijidad de tu letra. Cambia el sabor del café (porque ya no usas el microondas para calentar la leche). Cambia el olor de la ropa (se ve que mamá no usa más el jabón en polvo pedorro que vendían en el kiosco). Cambia el brillo del cabello, el aroma de la piel, el largo de las uñas. Cambia el ánimo con el que te levantás por las mañanas. El clima, el viento. Cambia el estilo de música, la forma de bailar, el hábito alimenticio. Cambian los viajes, los paisajes. Y hay veces que simplemente cambian los cambios.

Lo primero en cambiar no solamente fue mi actitud sino también mi blog. Bienvenido nuevo diseño, esperemos que le gustes a la gente.